Fotógrafo Yovanis González se adentra en el laberinto de las sombras

Las manos aferradas, firmes, a los hombros en señal de desprendimiento, parecen volcar en ellos una carga pesada. El rostro enfila hacia lo alto, sereno. Busca una confabulación con lo eterno, un escape.

Esta pudiera ser una de las tantas historias, sutiles, herméticas, contenidas en las fotos que Yovanis González reúne amparado en las sombras. Propuesta en la cual elude el color y arma la compleja arquitectura de otras formas, nada simples, donde la luz lo es todo.

Una mujer, la anatomía de su rostro, recursos minimalistas, atrezos ancilares, bastan para dar riendas a tramas de insondable lirismo. Detrás del lente asume los riesgos del despojo. Sin alardes, muestra la carnalidad del sujeto más allá de la belleza felina de una mirada, la perfección de un perfil o la esbeltez de la nuca apuntalada en lo efímero del gesto. Se trata de dotar al conjunto de una atmósfera en que lo estético arrope el concepto, latente, a veces reprimido, pero de connotaciones sugerentes.

Ted Grant, el padre del fotoperiodismo canadiense, dijo alguna vez una frase muy mentada: “cuando fotografías a una persona en color, fotografías su ropa; cuando lo haces en blanco y negro, fotografías su alma”. Este striptease, afán de desnudez total, lejos de simplificar, complica aún más la misión del fotógrafo. Lo enfrenta a una realidad sin artificios; solo el plano descarnado, donde se funden blancos, negros, grises… y las sombras…tenues, armónicas, protagónicas, como un personaje más, envolviéndolo todo, desplazando el vacío.

Las sombras, trasfondo perfecto a la hora del credo, cuando las manos se juntan en señal de plegaria, dejan al descubierto un ojo único, de desafiante claridad; acaso la esencia de esta muestra, que invita a mirar desde el vórtice. Ese ambiente entrecruza las nueve fotos, en las cuales lo figurativo adquiere una serena prominencia en la plasticidad de los contrastes, las íntimas grisuras, la sutileza de las superficies, perfectamente engarzadas en lo umbrío.

Por Carlos Luis Molina Labrador

Fuente: www.radiomayabeque.icrt.cu

 

 

No hay respuestas para: Fotógrafo Yovanis González se adentra en el laberinto de las sombras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *